lunes, marzo 07, 2011

Una mañana inolvidable


Una escuadra de jugadores humildes y talentosos desafía al Tyranosaurius Barça, el mejor equipo (extra muros de la NBA) de este tiempo. El Baloncesto Fuenlabrada, el equipo de una ciudad que hace tiempo que dejo de ser un recipiente donde la gente dormía, presenta irreverencia desde el principio. Defiende como una manada de lobos.

El Barça, todavía con la dulce resaca de saberse invicto entre los 16 mejores de Europa, juega al tran, tran, que en su caso es mucho. Pero el Fuenla está con extra de energía y un Titán de Nayarit llamado Gustavo Ayón en estado de iluminación (29 de valoración en poco más de 24 minutos). El mejicano borda el dos para dos, las puertas atrás y el tiro de media distancia.

Con ese combustible y la fluidez anotadora de Mainoldi y Kus, los naranja mantienen su ventaja de diez puntos (40-30), adquirida en el primer tiempo. El segundo ya es otra historia. El Barça muestra su sed de sangre. Sus jugadores lo hacen todo muy rápido y muchas veces bien. Fran Vázquez le pone una gorra de antología a Bismak Biyombo (un prodigio congoleño de 18 años en la posición de 4).

Pero el Fuenla no se arredra; simplemente, hay cosas que no caben en las estadísticas: como el corazón o el orgullo. La historia de resistencia y desparpajo de los modestos merece final feliz. Por momentos, no parece posible: los jugadores blaugranas juegan un metro por encima del oro. Pero Rabaseda y Laviña ofrecen un tratado magistral de defensa para secar, respectivamente, a Navarro y Anderson.

El intercambio de golpes favorece al equipo que casi desde el principio lleva el timón del choque: el Baloncesto Fuenlabrada. Quino Colom demuestra que el balón puede ser una mano de cartas inescutrable para el rival en manos de un base con talento. El Fernando Martín, la caldera que cobija a los naranja, entra en ebullición.

El tiempo se detiene. Los 5.326 aficionados naranjas crean un muro de sonido y dignidad que convierte en un hechizo la defensa fuenlabreña. N’Dong cae víctima del embrujo. Se envalentona. También se despista. Y comete pasos. Colom anota un primer tiro libre y el resto es historia. Alegría. Abrazos. Un estallido de felicidad colectiva.

De nuevo, el deporte nos enseña que lo imposible es factible si reúnes suficiente cantidad de disciplina, descaro, paciencia, trabajo y…Apoyo colectivo. El Baloncesto Fuenlabrada ha tumbado al Barça, líder de la competición (69-66). Enhorabuena Fuenla, la ACB salve a una de sus escuadras más luchadoras.

(Autor de la foto: Elías García Cepeda)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pedri,esperamos ansiosos tu crónica sobre la destitución de Messina ;)

Pedro Fernaud dijo...

Dear Mel, here is :-):

http://fiebrebaloncesto.com/index.php?option=com_content&view=article&id=537:ettore-messina-el-sherpa-que-renuncia-en-las-faldas-del-exito&catid=35:acb&Itemid=68&lang=es

(échale tb un ojo a los comments al post en Facebook...)

Anónimo dijo...

En esas líneas he visto trazas del maestro Trecet, o 13t :) Sigue así Pedri.

Pedro Fernaud dijo...

Molto grazie, amigo, me gusta la comparación :-)