lunes, marzo 14, 2011

Maldito karma, bendito humor


Algunos amigos me atizan cada cierto tiempo con su placer por los best seller. Para picarles, les digo que no los voy a leer. Existe demasiada literatura de calidad como para perder el tiempo con literatura rápida, les digo. Por suerte, no me lo tomo muy en serio. Aunque lo hiciera, daría igual. Algunos de esos amigos se empeñan en regalarme libros cumbre en la lista de los más venidos. Lo hacen porque a ellos esa historia les ha cautivado y piensan que a mi me va a suceder lo mismo.

El paradigma de este duelo dialéctico viene con mi amigo Luis. Este artículo está empaquetado con las etiquetas de gratitud y conformidad. Conformidad con su opinión. Hace tres años, su presente fue ‘El niño 44’, un thriller psicológico asfixiante que retrata con ritmo y hondura el imperio soviético y sus jaulas estructurales y de conciencia. Este año, con motivo de las 32 castañas, el tío Luis me ha regalado uno de los libros más divertidos que recuerdo. Se llama Maldito Karma y ha sido cincelado por David Safier.

‘Maldito Karma’ relata las delicadas debilidades de Kim Lange, una estrella de la televisión alemana que acumula prestigio por su programa de debate al mismo ritmo con el que dilapida el amor de su marido y el cariño de su pequeña hija. No voy a comentar más de la trama; soy de los que piensan que es mejor llegar virgen a la lectura de un libro, motivo por el que sólo leo a posteriori las contraportadas o introducciones.

Si habéis conseguido darles calabazas a la curiosidad gratuita, disfrutaréis al detalle de un viaje de la heroína emocionante y sorprendente, cargado de amenidad. Kim es un personaje lleno de anzuelos, que exagera nuestras debilidades y al tiempo las reconcilia a través del sentido común, el carácter y una clara propensión a la ironía, que en más de una ocasión nos dejará riendo solos, en mitad de un vagón de metro atestado de gente.

Una sensación parecida a la que experimentábamos algunos de nosotros cuando devorábamos los súperhumor hace ya unos cuantos lustros. Sea fuere, en el libro también se nota el bagaje de Safier como guionista; los capítulos están comprimidos con el deleite de un caramelo, de tal manera que lo lees como si estuvieras tomando papas fritas y un aquarius en mitad de una seca mañana de verano en Tenerife.

El caso es que acabas reconociendo que esta clase de ‘más vendidos’ pueden ser una golosina buena para la digestión de nuestra conciencia: divertidos, rítmicos, sorprendentes y sencillos. Como las poetas buenas, que detrás de sus existencias convencionales esconden caudales de sugerencia y sensibilidad.

4 comentarios:

tamara dijo...

Yo me lo leí el año pasado y me pareció divertido y fácil de leer...en algunos momentos hubiera matado a la protagonista por su manera de pensar, pero he de reconocer que el libro me gustó y que me picó tanto el gusanillo que me lo leí en un plis...hay veces que los "más vendidos" merecen la pena.
Tam

Rafa Badia dijo...

Bonita entrada, Pedro! No he leido el libro, pero sí que me has picado la curiosidad..¿Ha sido un regalo de Luis Fernaud, nuestro tío?.Un abrazo desde una Barcelona lluviosa, que parece desplazada a las Islas Británicas.

Pedro Fernaud dijo...

De acuerdo contigo, Tama, lo suyo es no dejarse guiar por los prejuicios y abrir las puertas a todos los géneros. Aq sea para echar un ojo. En concreto, Maldito Karma es muy entretenido. Y, tienes razón, divertido.

Por mi parte, le cogí enseguida cariño a Kim, se le nota dividida, como lo hemos estado todos en alguna etapa de nuestra vida...

Pedro Fernaud dijo...

Grazie Rafa. El regalo es de un viejo colega de toda la vida. Me alegro de que te haya picado la curiosidad. Si le echas un ojo no creo que te defraude.

Un abrazo desde una gélida Madrid, no parece que el tiempo acompañe mucho estos días en ntras 'islas peninsulares' ;-)