lunes, enero 31, 2011

Nuevo mundo, viejo luchador


Guardarse penas.
Habitaré otra vez nuestros sueños.
Pero sin tanto temor.

Sangre, sudor y tiempo.
Gimnasia para la vieja conciencia.
Trabajo y tenacidad.

Recién liberado.
Camarada, adaptarse es la senda.
Vida, en estas calles.

La prosperidad es lucha con juego.
Ducha lenta, dedicado concierto.

2 comentarios:

Rafa Badia dijo...

Me gustan esas asociaciones de ideas, las imágenes que se van generando en la mente. También el carácter intemporal. Lo mismo significa emigrar hoy que hacerlo hace medio siglo. Sólo cambian las apariencias, el aspecto del equipaje.
Un abrazo.

Pedro Fernaud dijo...

Eso es, Rafa, hay una energía de búsquedas y una necesidad de cambios que nos conectan, con independencia de los tiempos o lugares que nos haya tocado vivir. Celebro tb que aprecies esas asocaciones de ideas, escribir es fluir...

Un abrazo